Desde hace tiempo, estamos afrontando proyectos para el sector retail, implicándonos con éste en una de sus máximas preocupaciones:  estimular al shopper  a través de una experiencia atractiva de compra.

Por experiencia de compra entendemos todos los touchpoints (puntos de contacto) que reciben un cliente durante ese proceso, y aquí ya no solo importan las decisiones racionales sino que los efectos emocionales aumentan la probabilidad de adquirir nuevos productos o servicios.

Estimar la temperatura idónea de confort dentro del retail es uno de los temas que más nos apasionan, y donde pensamos que tenemos mucho que aportar en términos de confort para el usuario y rentabilidad para el propietario (mayor tasa de conversión por cliente y mayor ahorro energético).

Estudio de campo

El presente estudio se centra en un caso real de retail de alimentación a nivel internacional y que opera en nuestro país. El caso concreto disponía de una superficie climatizable de unos 1.900 m² en la que se incluye la zona de tienda, área de descanso y oficina.

Para el análisis comparativo se han confrontado el comportamiento de 2 sistemas de climatización: todo aire vs inercial, en términos de inversión, eficiencia, amortización y gastos de explotación, así como la influencia de los distintos sistemas considerados en la experiencia percibida por los clientes de la marca a la hora de favorecer la permanencia de estos en sus establecimientos.

Uno de los dos sistemas, el inercial, se analiza también utilizando dos tipos de generador: Aerotérmico y Geotérmico.

El estudio arrojó los siguientes resultados:

  • La potencia térmica de los generadores
    • pasó de 226,6 kW con el sistema estándar Todo Aire
    • a 120 kW tanto en el sistema Aerotérmico como Geotérmico

 

  • La parte de la potencia eléctrica contratada debida al sistema de climatización pasa de 72,5 kW del sistema Todo Aire a 55,5 kW con el sistema inercial Aerotérmico y 44,9 kW con el sistema inercial geotérmico.
  • El tiempo de funcionamiento del compresor es superior en el sistema inercial con 2.908 h/año frente a las 2.428 h/año del sistema Todo Aire
  • Del total de horas antes mencionado, en el periodo de calefacción el sistema inercial funciona el 49% del tiempo en hora valle de tarificación eléctrica, el 36% en periodo llano y el 15% en periodo punta. En el periodo de refrigeración el sistema inercial funciona el 47% en periodo valle, el 30% en periodo llano y el 23% en periodo punta.
  • El sistema Todo Aire funciona durante todo el año un 40% de su tiempo en periodo valle y 60% en periodo llano de tarificación eléctrica. Esto implica que el coste medio del kWh es un 20% inferior en el caso del sistema inercial respecto al sistema Todo Aire.

 

  • El sCOP (rendimiento estacional) del sistema Todo Aire, calculado a partir del COP nominal del fabricante, corregido según los factores de ponderación y de corrección del IDAE, es de 1,99 mientras que el de la aerotermia es de 4,04 y el de la geotermia de 5,0.

 

Mayor ahorro

  • El sistema inercial permitía recuperar energía de todas las cámaras frigoríficas para cubrir hasta un 70% de las cargas de calefacción. Dicha recuperación no era posible con el sistema Todo Aire

 

PAYBACK

  • La inversión en la instalación geotérmica es un 106% superior a la instalación Todo Aire pero el ahorro energético y en costes de mantenimiento lleva a un periodo de recuperación de la inversión de 3 años.
  • En el caso de la instalación aerotérmica, la inversión es un 19,5% superior a la del sistema Todo Aire y el PRI es de 1 año.

Nuestro agradecimiento a Beatriz Remartínez de Geotermia Vertical por su contribución al cálculo del Payback.

 

Jose Manuel Santiago, Director de Desarrollo de Negocio Uponor Iberia

Sobre el autor

Uponor

Deja un comentario