• Si comparamos una instalación centralizada frente a una individual, encontramos los siguientes beneficios a favor de los sistemas centralizados:
    • Económico, el coste de un equipo para centralizar una instalación es inferior al coste de la suma de muchos equipos individuales.
    • Menor mantenimiento, los gastos de mantenimiento y los de control, son inferiores en los sistemas centralizados, ya que los costes se dividen entre todos los usuarios.
    • Ecológico, desde el punto de vista de emisiones de CO2, en los sistemas centralizados es posible utilizar diversos combustibles combinados con energías renovables más baratas y eficientes. La potencia total instalada de los equipos centralizados es menor que la suma de las potencias de los equipos descentralizados, lo que significa una reducción en consumos y por lo tanto de las emisiones.
    • Comodidad. En los sistemas individuales cada particular debe contratar el mantenimiento de su equipo térmico, realizar las revisiones correspondientes con el consiguiente coste asociado, siendo el usuario final el responsable de la eficiencia y seguridad de todo el sistema térmico. En un sistema centralizado, solo es necesario un contrato general de mantenimiento que será realizado por un única empresa que será la encargada de realizar todas las tareas de control y reparto de consumos. Esto mejora la seguridad y la comodidad de todos los usuarios con muchos menos problemas y riesgos.

Instalación descentralizada

Por otra parte, los sistemas centralizados tienen inconvenientes sobre los individuales, el mayor de estos inconvenientes es que los horarios de uso son estrictos y están marcado por consenso entre los usuarios.

Esto conlleva que se den habitualmente casos de recintos climatizados sin ser usados o al revés y necesidad de climatización fuera del horario estipulado.

Además, a pesar de que la normativa europea (Directiva 2012/27/UE) que obliga a la repartición de consumos de climatización, lo que permite a cada usuario decidir cuándo encender y apagar su climatización, siempre lo tendrá que hacer dentro del horario consensuado.

En instalaciones centralizadas es muy habitual que se produzcan desequilibrios hidráulicos en la instalación. El desequilibrado conlleva falta de calefacción en los últimos pisos o los más alejados, mientras que en los pisos más cercanos a la sala de producción dispongan de temperaturas más elevadas.

instalacion descentralizada

La solución Uponor Combi Port consigue añadir las ventajas y el confort de una instalación individual a la eficiencia, economía y seguridad de una instalación centralizada. 

El funcionamiento del sistema Uponor Combi Port es el siguiente: en un sistema centralizado, el agua es calentada a la temperatura de diseño mediante generadores de energía (calderas de gas, gasoil, biomasa, aerotermia, energía solar, etc.) y almacenada en un depósito de inercia. Esta energía acumulada, es repartida mediante una red de dos tuberías hasta las estaciones Uponor Combi Port para la distribución equilibrada de calefacción y la producción instantánea e higiénica de ACS.

Gracias al control de temperatura de la vivienda, el usuario podrá ajustar su nivel de confort individualmente. El consumo se podrá medir con precisión gracias al contador de energía que proporciona la medida de la energía consumida tanto para calefacción como para producir ACS. De esta manera, centralizamos la producción de energía e individualizados la producción de calor y la demanda de calefacción.

El agua caliente sanitaria se genera bajo demanda gracias al intercambiador de calor integrado dentro de las unidades Combi Port. De esta manera, en caso de demanda de ACS, el usuario dispone de agua caliente de manera ilimitada e instantánea

El sistema Combi Port Uponor permite la individualización de la climatización y consumo de ACS, el usuario podrá disponer de energía siempre que la necesite, así se evita una de las principales desventajas de los sistemas centralizados.

Al formar parte de un sistema centralizado, los costes de producción son menores, puede aprovechar la cogeneración de energía combinando fuentes de renovables y tradicionales, como por ejemplo las placas solares.

Se minimizan los costes de mantenimiento frente a un sistema centralizado debido a que se reducen el número de montantes y se simplifica la sala de calderas reduciendo considerablemente su tamaño.

Según los estudios realizados, aproximadamente el 58% de las pérdidas de energía en las instalaciones centralizadas ocurren en las tuberías de distribución. Con la solución Combi Port esta distribución se reduce a 2 tuberías, minimizando las pérdidas térmicas.

Al realizar la producción de ACS a través de intercambiadores de placas en el interior de la vivienda, evitamos los peligros de la instalación y mantenimiento de calderas de gas, y garantizamos la calidad perfecta del agua, sin necesidad de acumulación.

El equilibrado hidráulico de la red está asegurado gracias a las válvulas de equilibrado por presión diferencial que incorporan los equipos garantizando el caudal necesario a cada equipo.

La instalación de las unidades es rápida, sencilla y económica gracias a una solución totalmente premontada e industrializada.

Si quieres conocer más sobre lo que nuestra solución Uponor Combi Port puede hacer en tus proyectos, escríbenos a atencion.cliente@uponor.com

 

Artículo elaborado por Ana Martín Duque, Oficina Técnica Uponor y Sergio García, Energy Product Manager Uponor Iberia

 

 

Sobre el autor

Uponor

Deja un comentario